Saltar al contenido
Anuncios

No es lo Mismo: Adán Ofrece Sacrificios

Lo Siento Pero no es lo mismo

Es imposible leer  Moisés 5: 4-9 y no hacer un comentario en relación a la fe  y obediencia. La escritura dice lo siguiente:

Y Adán y Eva, su esposa, invocaron el nombre del Señor, y oyeron la voz del Señor que les hablaba en dirección del Jardín de Edén, y no lo vieron, porque se encontraban excluidos de su presencia.

les dio mandamientos de que adorasen al Señor su Dios y ofreciesen las primicias de sus rebaños como ofrenda al Señor. Y Adán fue obediente a los mandamientos del Señor.

Y después de muchos días, un ángel del Señor se apareció a Adán y le dijo: ¿Por qué ofreces sacrificios al Señor? Y Adán le contestó: No sé, sino que el Señor me lo mandó.

Entonces el ángel le habló, diciendo: Esto es una semejanza del sacrificio del Unigénito del Padre, el cual es lleno de gracia y de verdad.

Por consiguiente, harás todo cuanto hicieres en el nombre del Hijo, y te arrepentirás e invocarás a Dios en el nombre del Hijo para siempre jamás.

Y en ese día descendió sobre Adán el Espíritu Santo, que da testimonio del Padre y del Hijo, diciendo: Soy el Unigénito del Padre desde el principio, desde ahora y para siempre, para que así como has caído puedas ser redimido; y también todo el género humano, sí, cuantos quieran. (Moisés 5: 4-9)

El pasaje de la escritura relata una de las primeras experiencias que tuvieron Adán y Eva cuando fueron expulsados del Jardín del Edén. Una vez que hemos leído ese pasaje en alguna clase, le recordamos a la audiencia que es importante obedecer las palabras de nuestros lideres sin entender las razones  por la cual hacemos lo que hacemos.

Muchos estamos de acuerdo en dicha aplicación, ya que después de todo se nos ha mandado a aplicar las escrituras a nosotros mismos. Nefi se refiere a la aplicación de las escrituras con estas palabras:

Y les leí muchas cosas que estaban escritas en los libros de Moisés; pero a fin de convencerlos más plenamente de que creyeran en el Señor su Redentor, les leí lo que escribió el profeta Isaías; porque apliqué todas las Escrituras a nosotros mismos para nuestro provecho e instrucción.

A pesar de lo anterior, quiero decirles hay una diferencia abismal entre Adán y cualquiera de nosotros.  A continuación algunas de esas diferencias:

#1 Adán tuvo la oportunidad de ser creado del polvo de la tierra y de tener una esposa creada a partir de su costilla a diferencia de nosotros que hemos nacido de la manera regular en que todos nacemos y contraemos matrimonio con un ser humano que nació de la misma forma que nosotros.

#2 Adán tuvo la oportunidad de vivir en una gloria paradisíaca  y junto con su esposa tuvieron la oportunidad de ver a Dios, Jesucristo, ángeles y también a Satanás  a diferencia de nosotros que vivimos en una tierra de cardos y espinos y nunca hemos visto a Dios , Jesucristo, a algún ángel  y tampoco a Satanás. 

#3 No debemos olvidar que Adán esta conversando con un ángel a diferencia de nosotros que únicamente conversamos con lideres que al igual que nosotros son personas que están experimentando la vida terrenal con nuestras mismas interrogantes. 

#4 A Adán se le dieron respuestas por medio de un ángel a diferencia de nosotros que simplemente se nos invita a tener fe.

Hay claramente una diferencia entre él y nosotros por lo tanto no es lo mismo,  es distinto.

¿Creen que estoy aplicando demasiado razonamiento a esta aplicación de las escrituras? ¿En que forma la vida de Adán y  la nuestra son similares ? Si hubiera una similitud, ¿Tiene esa similitud un impacto directo en nuestra fe o conocimiento? Si quieres responder una de las preguntas anteriores , déjame un comentario.

Anuncios

Brother Nephi Ver todo

Bother Nephi fue un miembro activo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, sirvio una misión de tiempo completo. y ahora que esta fuera del mormonismo, escribe como pasatiempo en creenciasreligiosas.com

A %d blogueros les gusta esto: