Skip to content
Anuncios

El Segundo Relato de la Primera Visión dado por José Smith en 1835

Joseph in Grove

El sitio mormon.org define la primera visión de la siguiente manera:

Siendo José Smith un jovencito, había en su comarca varias iglesias que proclamaban enseñar la verdad, aunque disentían unas con otras. Esto le llevó a una seria reflexión. Él deseaba saber cuál iglesia tenía la razón. Un día leyó un pasaje en la Biblia que decía: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada” (Santiago 1:5). José decidió aceptar la invitación de preguntar a Dios.

En la primavera de 1820, José fue a una arboleda cercana a su casa y oró para saber a cuál iglesia debía unirse. En respuesta a su oración, el Padre Celestial y Su Hijo, Jesucristo, se le aparecieron. José escribió: “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. “Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!”. Se le dijo a José que no se uniera a ninguna de las iglesias que existían en esa época, ya que tanto la autoridad del sacerdocio como la Iglesia que Jesucristo había organizado cuando estuvo sobre la tierra, se habían perdido en el transcurso de los siglos.

La Primera Visión de José Smith señaló el comienzo de la Restauración del evangelio de Jesucristo sobre la tierra. La relación escrita por José sobre este acontecimiento es un testimonio poderoso de lo que él vio y experimentó (José Smith—Historia, capítulo 1, versículos 8-17).

El Presidente Gordon B. Hinckley  enseño lo siguiente con respecto a la importancia de la primera visión:

Todo nuestro caso, como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días, descansa sobre la validez de esa maravillosa Primera Visión, que fue la cortina que se descorrió para abrir esta, la dispensación del cumplimiento de los tiempos. Nada sobre lo cual basamos nuestra doctrina, nada de lo que enseñamos, nada de aquello por lo cual regimos nuestra vida es de mayor importancia que esa primera afirmación. Sostengo que si José Smith habló con Dios el Padre y con Su Hijo Amado, entonces todo lo demás de lo cual hablamos es verdadero. Esta es la bisagra sobre la cual gira la puerta que se abre al sendero que conduce a la salvación y a la vida eterna. (Gordon B. Hinckley -¿Qué Pregunta La Gente Acerca De Nosotros?)

La iglesia ha reconocido públicamente por medio del ensayo Relatos de la Primera Visión la existencia de cuatro relatos de la primera visión dados por José Smith, ademas de algunos relatos dado por sus contemporáneos. El siguiente párrafo tomado de dicho ensayo  confirma lo antedicho:

José Smith publicó dos relatos de la Primera Visión durante su vida. El primero de ellos, conocido hoy como José Smith — Historia, fue registrado en los Libros Canónicos en la Perla de Gran Precio y, por lo tanto, se convirtió en el relato más conocido. Los dos relatos que no se publicaron, registrados en la autobiografía más antigua de José Smith y en un diario personal más adelante, por lo general fueron olvidados hasta que historiadores que trabajaban para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días los descubrieron y publicaron en la década de 1960… Además de los relatos de primera mano, también hay cinco descripciones de la visión de José Smith, registradas por sus contemporáneos. (Relatos de la Primera Visión)

El segundo relato de la primera visión procede de una conversación que tuvo José Smith en noviembre de 1835 con una persona que visitaba Kirtland, Ohio. Un breve resumen de esta conversación, en la que se describe la Primera Visión, aparece en el diario de José Smith elaborado por Warren Cowdery, uno de los escribientes de José Smith. A continuación el segundo relato de la primera vision:

Al pensar en el tema de la religión, analicé los diferentes sistemas que se enseñaban a los hijos de los hombres, por lo cual no sabía quién estaba en lo cierto ni quién estaba en el error, pero consideraba que para mí era de fundamental importancia que yo estuviera en lo cierto en los asuntos que tendrían consecuencias eternas, por lo tanto al estar confundido, me dirigí a la arboleda y me incliné ante el Señor, con el sentimiento (si la Biblia es verdadera) de lo que Él había prometido, “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”, y lo afirmaba otra vez, “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche”.

Esa información era lo que yo más deseaba en ese momento, y con la firme determinación de obtenerla, oré al Señor por primera vez en el lugar antes mencionado. En otras palabras, mi intento por orar fue en vano, porque parecía que mi lengua se había hinchado en mi boca, de modo que no podía hablar. Escuché un ruido, como si una persona se dirigía hacia mí. Me esforcé otra vez por orar, pero no pude. El ruido de alguien caminando parecía estar más cerca; me puse de pie rápidamente y miré a mi alrededor, pero no vi a ninguna persona o animal que pudiera producir dicho ruido al caminar.

Me arrodillé de nuevo y  pude abrir mi boca, mi lengua se destrabó y pude elevar al Señor una ferviente oración. Apareció una columna de fuego arriba de mi cabeza; ésta gradualmente descendió hasta descansar sobre mí y fui lleno de un gozo indescriptible. Un Personaje surgió de entre medio de esta columna de fuego, la cual se extendía a todas partes y, aun así, no había consumido nada. Enseguida apareció otro Personaje, de la misma manera que lo hizo el Primero. Él me dijo, “Tus pecados te son perdonados”,  y me testificó que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y vi muchos ángeles en esa visión. Tenía alrededor de catorce años cuando recibí este primer mensaje.

Un detalle exclusivo del relato de 1835 es que José Smith declaró que, vio a dos personajes, muchos ángeles, ademas de la presencia de un ser que trataba de impedir que José Smith orara.

Anuncios

Brother Nephi Ver todo

Bother Nephi fue un miembro activo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, sirvio una misión de tiempo completo. y ahora que esta fuera del mormonismo, escribe como pasatiempo en creenciasreligiosas.com

2 respuestas a “El Segundo Relato de la Primera Visión dado por José Smith en 1835 Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: